Grupo Giezi que hacer en caso de terremoto

Mega Guía: ¿Que hacer en caso de sismo?

Mega Guía para actuar en caso de sismos

Tabla de contenidos

Introducción

En México se registraron en el último año (2017) aproximadamente 4,165 terremotos mayores a 5 puntos, incluyendo un terremoto de 8.2 en Chiapas y el devastador terremoto del 19 de septiembre de 7.1 que causó grandes estragos en la Ciudad de México y Oaxaca principalmente. Esto según estadísticas del Servicio Sismológico Nacional.

Las estadísticas del Servicio Sismológico Nacional indican que los terremotos en México han venido aumentando un 30% en los últimos años y esto no parece que vaya a disminuir sino probablemente continúe aumentando. La causa que ha originado este aumento de movimientos telúricos a nivel mundial es incierta para los especialistas, posiblemente se deba al calentamiento global o a la mayor actividad solar.

En México, Incluso un terremoto de magnitud 6 puede causar daños extensos en una zona urbanizada. De hecho, como lo vivimos el 19 de Septiembre pasado México a pesar de todos los esfuerzos y trabajo realizado en Protección Civil no se encuentra preparado para afrontar adecuadamente un desastre de esta naturaleza.

Todos tenemos la responsabilidad de proteger nuestros hogares y familias. Como nadie puede predecir con certeza cuando ocurrirá un terremoto, es importante prepararse con anticipación. Esto implica tres pasos básicos:

  • Averigua qué hacer antes, durante y después de un terremoto.
  • Elabora un plan familiar de emergencia para que todos sepan qué hacer y dónde ir en caso de una emergencia.
  • Consigue un kit de emergencia para que tu y tu familia puedan ser autosuficientes durante al menos 72 horas.

Tomar medidas preventivas para afrontar un terremoto también te ayudará a prepararte para muchos otros tipos de emergencias. Después de leer esta guía, guárdala en un lugar práctico, como en tu kit de emergencia.

¿Qué esperar durante un terremoto?

Terremotos pequeños o moderados

  • Estos terremotos pueden durar solo unos segundos y no representan un riesgo de emergencia.
  • Las luces de techo se pueden mover y puede ocurrir un pequeño traqueteo de objetos en su hogar.
  • Puedes sentir un leve temblor bajo tus pies.
  • Si estás cerca de su origen, es posible que escuches un fuerte golpe seguido de temblores.

Grandes terremotos

  • Estos pueden durar hasta varios minutos y constituyen un desastre natural si su epicentro se encuentra cerca de una zona densamente poblada, o su magnitud es suficientemente grande para la región.
  • La tierra o el piso se moverán, quizás violentamente.
  • Ya sea lejos o cerca de la fuente, es probable que sientas temblores seguidos por un movimiento de balanceo, como estar en el mar.
  • Si te encuentra lejos del epicentro, es posible que veas edificios oscilantes o escuches un rugido.
  • Puedes sentirte mareado y tener la sensación de no poder caminar durante el terremoto.
  • Si vives en un edificio alto o de varias plantas, puedes experimentar más balanceo y menos temblores que en un edificio más pequeño de una sola planta. Los pisos más bajos temblarán rápidamente, al igual que las casas residenciales. En los pisos superiores, el movimiento será más lento, pero el edificio se moverá más lejos de un lado a otro.
  • Los muebles y objetos no asegurados podrían caerse o deslizarse por el piso o ser arrojados con una fuerza letal a través de la habitación.
  • Las lámparas y los paneles de techo no asegurados pueden caerse.
  • Las ventanas pueden romperse.
  • Las alarmas de incendio y los sistemas de rociadores pueden activarse.
  • La luz puede cortarse en cualquier momento.

Paso 1: Conoce los riesgos y prepárate

Para prepararte mejor para afrontar un terremoto, debes conocer los riesgos específicos de tu comunidad y región. Para saber cuáles son los peligros en tu región, puedes guiarte de la imagen y el mapa inferior o visitar la sección “Sismología de México” del sitio web sgm.gob.mx

Foto: renegado.com.mx

 

Antes de un terremoto

Da un recorrido por tu casa o lugar de trabajo, imaginando lo que podría pasarle a cada parte de ella, si la sacudiera un terremoto violento. Marca los elementos que creas que pueden ser un riesgo para las personas que se encuentren en ese momento durante un sismo.

  • Enseña a todos en la familia (si son lo suficientemente mayores) a apagar el agua y la electricidad.
  • Etiqueta claramente las posiciones de encendido y apagado para el agua, la electricidad y el gas.
  • Repara las tejas sueltas del techo.
  • Asegura los calentadores de agua y móntalos con firmeza a la pared o la mampostería para reducir la posibilidad de que el calentador se caiga y rompa las conexiones de gas y agua.
  • Asegura los electrodomésticos principales a las paredes, como los refrigeradores.
  • Asegura los costosos y pesados aparatos electrónicos.
  • Asegura las partes superiores de los muebles más pesados ​​a una pared mediante el anclaje a los postes y el uso de sujetadores flexibles. Mantén los artículos pesados ​​en los estantes inferiores.
  • Asegura artículos caros o frágiles que si se dañan serían una pérdida significativa.
  • Fija los espejos, las pinturas y otros objetos colgantes de forma segura, para que no se caigan durante un sismo.
  • Ubica las camas y las sillas lejos de las ventanas. No cuelgues imágenes pesadas y otros artículos sobre las camas. Las cortinas y persianas cerradas ayudarán a evitar que las ventanas rotas caigan sobre las camas.
  • Coloca almohadillas antideslizantes debajo de televisores, computadoras y otros dispositivos pequeños, o asegúralos con velcro u otro producto similar.
  • Usa cerraduras a prueba de niños o de seguridad en armarios para evitar que el contenido se derrame.
  • Mantén los artículos inflamables y los productos químicos domésticos lejos del calor y donde es menos probable que se derramen.
  • Consulta a un profesional sobre formas adicionales de proteger tu hogar, verificar la seguridad estructural y otras técnicas de mitigación estructurales.
  • Si vives en un bloque de apartamentos o en un edificio de varias plantas, trabaja con el administrador de tu edificio o la junta de condominios para decidir cuál es la mejor manera de “protegerse contra el terremoto” Busca asesoramiento de profesionales (ingenieros de construcción, autoridades de preparación para emergencias y expertos en protección civil) si no están seguros de qué hacer.
  • Revisa tu Plan de emergencia con tu familia (consulta el Paso 2 para obtener más información).
  • Ten siempre un kit de emergencia que te sustente a ti y a tu familia durante al menos 72 horas (consulta el Paso 3 para obtener más información).
  • Discute el seguro contra terremotos con tu agente de seguros. Verifica su cobertura: podría afectar tu capacidad financiera para recuperar pérdidas después de un terremoto.

Durante un terremoto

Estés donde estés cuando comience un terremoto, ponte a cubierto inmediatamente. Movilízate a un lugar seguro cercano si te es posible. Si no puedes, lo mejor es refugiarse y quedarse ahí hasta que el temblor se detenga.

Si estás en el interior:

  • Permanece en el interior.
  • Colócate debajo de muebles que sean sólidos, como una mesa, escritorio, cama o cualquier otro mueble sólido.
  • Cúbrete la cabeza y el torso para evitar ser golpeado por objetos que caen.
  • Si no puede cubrirte debajo de un objeto sólido o si te encuentras en un pasillo, colócate contra una pared acomodándote en una forma que tus brazos protejan tu cabeza y cuello y las rodillas tu pecho.
  • Si te encuentras en un centro comercial, ve a la tienda más cercana.
  • Aléjate de las ventanas y estantes con objetos pesados.
  • Si estás en la escuela, ponte debajo de un escritorio o mesa y espera.
  • Si está en una silla de ruedas, bloquea las ruedas y proteje la parte posterior de la cabeza y el cuello.

Si estás al aire libre

  • Mantente fuera.
  • Ve a un área abierta lejos de los edificios, árboles y cables de luz. El lugar más peligroso está cerca de las paredes exteriores.
  • Si te encuentras en un lugar público lleno de gente, protégete de modo que no seas pisoteado.

Si estás en un vehículo

  • Acércate a un lugar seguro donde no estés bloqueando la carretera.
    Manten las carreteras despejadas para los vehículos de rescate y emergencia.
  • Evita los puentes, los pasos a desnivel, los pasos subterráneos, los edificios o cualquier cosa que pueda colapsar.
  • Deten el automóvil y quédate adentro.
  • Escucha la radio de tu auto para obtener instrucciones de protección civil.
  • No intentes salir de su automóvil si las líneas eléctricas caídas están atravesadas. Espera a ser rescatado.
  • Coloca un letrero de AYUDA en tu ventana si necesitas ayuda.
  • Si estás en un autobús, permanece en tu asiento hasta que pare el autobús. Ponte a cubierto en un lugar protegido. Si no puedes ponerte a cubierto, siéntate en una posición agachada y proteje tu cabeza de la caída de escombros.

Evita lo siguiente en un terremoto

  • Puertas. Las puertas pueden cerrarse de golpe y causar lesiones.
  • Ventanas, libreros, muebles altos y lámparas. Podrías resultar herido por cristales rotos u objetos pesados.
  • Ascensores. Si te encuentra en un ascensor durante un terremoto, presiona el botón en cada piso y sal lo antes posible.
  • Líneas eléctricas caídas: manténte a una distancia mínima de 10 metros para evitar lesiones.
  • Línea costera. Los terremotos pueden desencadenar grandes olas oceánicas llamadas tsunamis. Si te encuentras cerca de una costa, estas en una zona de alto riesgo durante un fuerte terremoto, muévete inmediatamente tierra adentro o hacia un terreno más alto y permanece allí hasta que los funcionarios de protección civil declaren que es seguro.

Después de un terremoto

  • Mantén la calma. Ayuda a otros si puedes.
  • Si te es posible coloca un mensaje en todas tus redes sociales para que tus familiares y amigos sepan que estas bien.
  • Prepárate para réplicas.
  • Escucha la radio o la televisión para obtener información de protección civil y  sigue sus instrucciones.
  • Utiliza zapatos resistentes y ropa protectora para ayudar a evitar lesiones causadas por desechos, especialmente vidrios rotos.
  • Verifica tu casa para evaluar posibles daños estructurales y otros peligros. Si sospechas que tu casa no es segura, no vuelvas a ingresar.
  • Desconecta los electrodomésticos y las luces estropeadas para evitar que el fuego comience cuando se restablezca la energía.
  • Aléjate de las paredes de ladrillo y las chimeneas, ya que pueden dañarse o debilitarse y colapsar durante las réplicas.
  • Si tiene que abandonar tu hogar, lleva contigo tu kit de emergencia y otros artículos esenciales. Publica un mensaje que sea visible, indicando dónde pueden encontrarte. No desperdicies comida o agua ya que los suministros pueden ser interrumpidos.
  • No enciendas fósforos ni enciendas interruptores de luz hasta que estés seguro de que no hay fugas de gas o líquidos inflamables derramados.
  • Usa una linterna para revisar los servicios públicos y no los apague a menos que estén dañados. La fuga de gas olerá a huevos podridos.
  • Si tu casa está equipada con gas natural: llama a tu proveedor de gas inmediatamente para informar cualquier inquietud o si huele a gas (olor a huevo podrido). Cierra la válvula de gas si sabes cómo hacerlo. Una vez que se apaga el gas, no lo vuelvas a encender. Solo un técnico de gas con licencia puede encender el gas de forma segura.
  • Si el agua del grifo todavía está disponible inmediatamente después del terremoto, llena una bañera y otros recipientes en caso de que se corte el suministro. Si no hay agua potable, puede haber agua en el tanque de agua caliente (asegúrese de que el agua no esté caliente antes de tocarla) y el depósito del inodoro (no la taza).
  • Ten extrema precaución con materiales peligrosos o derrames. En caso de duda, abandona tu hogar.
  • Ayuda a tus vecinos después de cuidar a los miembros de tu propia casa. Organiza medidas de rescate si las personas están atrapadas o solicita asistencia de emergencia si no puede ayudarlas de manera segura.
  • Si tienes mascotas, trata de encontrarlas y consolarlas. Si tiene que evacuar, llévalos a un refugio pre-identificado que acepte mascotas.
  • Coloca un letrero de AYUDA en tu ventana si necesitas ayuda.

Paso 2: crea un plan

Todos los hogares Mexicanos necesitan un plan de emergencia. Te ayudará a ti y a tu familia a saber qué hacer en caso de una emergencia.

Comienza discutiendo qué podría pasar y qué debes hacer en casa, en la escuela o en el trabajo si ocurre un terremoto. Para estar preparado, haz una lista de lo que debe hacerse con anticipación. Guarda los documentos familiares importantes como certificados de nacimiento, pasaportes, testamentos, documentos financieros, de seguros, etc. en contenedores a prueba de agua. Identifica un contacto apropiado fuera de la ciudad que pueda actuar como un punto central de contacto en una emergencia.

Escribe y ejercita tu plan con toda la familia al menos una vez al año. Asegúrate de que todos tengan una copia y la tenga a mano.

Paso 3: obtener un kit de emergencia

En una emergencia, necesitarás algunos suministros básicos. Es posible que debas arreglártelas sin electricidad o agua del grifo. Está preparado para ser autosuficiente durante al menos 72 horas.

Es posible que ya tengas algunos de los artículos, como una linterna, radio de pilas, comida y agua. La clave es asegurarse de que estén organizados y sean fáciles de encontrar. ¿Serías capaz de encontrar tu linterna en la oscuridad?

Asegúrate de que tu kit sea fácil de llevar. Guárdalo en una mochila, bolsa de lona o maleta con ruedas, en un lugar accesible y fácil de alcanzar, como el armario de la entrada. Asegúrate de que todos en el hogar sepan dónde está el kit de emergencia.

Kit básico de emergencia:

  • Agua: al menos dos litros de agua por persona y por día. Incluya botellas pequeñas que puedan transportarse fácilmente en caso de una orden de evacuación.
  • Alimentos no perecederos como alimentos enlatados, barritas energéticas y alimentos secos (recuerda reemplazar los alimentos y el agua una vez al año).
  • Abrelatas manual.
  • Linterna recargable o con batería (y baterías adicionales).
  • Radio de cuerda o batería (y baterías adicionales).
  • Botiquín de primeros auxilios.
  • Artículos especiales como medicamentos recetados, fórmula infantil y equipos para personas con discapacidades.
  • Llaves extra para tu auto y casa.
  • Efectivo en billetes más pequeños, tales como billetes de $ 100 pesos y cambio para teléfonos públicos.
  • Una copia de tu plan de emergencia e información de contacto.
  • Puedes comprar un kit de emergencia preempaquetado en nuestra página web.

Recursos

Teléfonos de emergencia en México:

  • Información General 040
  • Radio Patrullas 066.
  • Cruz Roja 065 o +52(55)5557-5757.
  • Servicio Nacional de Emergencias 911.
  • Bomberos 068 o +52(55)5768-3700.
  • Policía (Emergencia) 060.
  • Denuncia Anónima 089.

Protección civil de la Ciudad de México:

http://www.proteccioncivil.cdmx.gob.mx/

Dirección: Calle Abraham Gonzalez 67, Colonia Juárez, Delegación Cuauhtémoc, C.P. 06600, Ciudad de México.

Teléfonos:

  • (55) 56157970
  • (55) 5683.2222

Servicio Sismológico Nacional:

http://www.ssn.unam.mx/

Reportes de sismisidad:   01 55 56 22 22 22    ext. 38706

Gob.mx

Que hacer en caso de sismo

Acerca de este sitio:

Contacto:

Deja un comentario